Espiritualidad

Los siete principios herméticos de Hermes Trismegisto

El Kybalión, obra cumbre del ocultismo universal, dice:

“Los labios de la sabiduría permanecen cerrados, excepto para el oído capaz de comprender.”

Los siete principios en los que se basa toda la filosofía Hermética son los siguientes:

  1. El principio de mentalismo
  2. El principio de correspondencia
  3. El principio de vibración
  4. El principio de polaridad
  5. El principio de ritmo
  6. El principio de causa y efecto
  7. El principio de generación

El principio de mentalismo encierra la verdad de que “todo es mente”. Explica también que todo el mundo fenoménico universo es una creación mental del TODO en cuya mente vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.

El principio de correspondencia encierra la verdad de que hay siempre una cierta correspondencia entre las leyes y los fenómenos de los varios estados del ser y de la vida, y el antiquísimo axioma hermético se refiere precisamente a esto, y afirma: “Como arriba es abajo; como abajo es arriba”.

El principio de vibración encierra la verdad de que todo esta en movimiento, de que nada permanece inmóvil. Explica las diferencias entre las diversas manifestaciones de la materia, de la fuerza, de la mente, y aun del mismo espíritu, las que no son sino el resultado de los diversos estados vibratorios.

El principio de polaridad encierra la verdad de que todo es doble; todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: ¡Los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semiverdades; todas las paradojas pueden reconciliarse.

El principio de ritmo encierra la verdad de que todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso; todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación.

El principio de causa y efecto encierra la verdad de que toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con la ley; la suerte no es más que el nombre que se le da a una ley no conocida; hay muchos planos de causalidad; pero nada escapa a la ley.

El principio de generación encierra la verdad de que la generación se manifiesta en todo, estando siempre en acción los principios masculino y femenino. Esto es verdad tanto en el plano físico, como en el plano mental y espiritual. Ninguna creación física, mental o espiritual es posible sin este principio.

Os dejo adjunto el libro en PDF para que os lo descarguéis:

O si preferís comprarlo en papel pinchad aquí: El Kybalión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.